miércoles, 20 de agosto de 2008

España entra en semifinales por la puerta grande


¿Se acuerdan de las palabras altisonantes de Iker Romero a propósito de la defensa española en el último encuentro del grupo, ante Brasil? Sí, aquello de "no defendemos una puta mierda". Pues en el partido de la verdad, los cuartos, España se aplicó la autocrítica y llegó a secar hasta durante 13 largos minutos a Corea del Sur, selección con fama de 'gatillo fácil'.

Los asiáticos tienen poco nombre, pero acudían tras acabar primeros en el 'grupo de la muerte'. Al minuto 7 de la segunda parte se llegó empate a 17. Hubo que esperar al minuto 20 para verles anotar de nuevo. Para entonces, España (ocho arriba) ya pensaba en el cruce de semifinales ante Islandia.
Primera parte de igualdad absolutaLa primera mitad transcurrió en una igualdad absoluta. Valga el dato de que ningún equipo mandó por más de un tanto. Pero España ya mostraba señales positivas: mejoría defensiva y soluciones en ataque desde las alas (Juanín García). Al minuto 30 se llegó con todo por resolver (14-13).
En la reanudación, parecía que seguiría la igualdad, que el encuentro se decidiría en la recta final. Minuto 7, Paek sube para Corea el empate a 17. España subió entonces una marcha el nivel defensivo, una marcha que todavía no había enseñado en Pekín. Barrufet entregó una brillante estadística de 11 paradas en 19 lanzamientos recibidos.

No hay comentarios: