sábado, 16 de agosto de 2008

OTRA MEDALLA ASEGURADA EN TENIS


Anabel Medina y Vivi Ruano rubricaron el buen momento por el que pasa el tenis español al clasificarse para la final olímpica en la disciplina del dobles femenino. Sólo las hermanas Williams separan a la valenciana y a la madrileña de la medalla de oro.

La dupla española formada por Anabel Medina y Vivi Ruano, cuartas cabezas de serie, lograron se impusieron a la pareja china formada por Jie Zheng y Zi Yan, octavas favoritas, por un marcador global de 6-4 y 7-6(5) tras una hora y cincuenta y ocho minutos de juego.

El partido comenzó con ambas parejas asegurando su servicio. Las chinas se mostraban concentradas y muy metidas en el partido, mientras que las españolas departían e incluso se regalaban alguna sonrisa, buena muestra del buen ambiente que hay entre ellas. La balanza se desequilibró en el séptimo juego cuando las españolas aprovecharon la primera bola de break de la que dispusieron. Con Anabel al servicio, las españolas terminaron de rubricar la faena con un parcial de 6-4. 40 minutos de juego, primer set a la buchaca y un paso para adelante en el camino hacia la final.

Las chinas no se vinieron abajo e incluso subieron un ápice la intensidad del partido. Siguiendo el guión del primer set, la igualdad en el segundo era constante. El quinto juego marcó un punto de inflexión en la segunda manga, pues en cada juego que vino a continuación la pareja al resto disfrutó de bolas de break. En dicho quinto, las españolas desperdiciaron dos, en el siguiente las chinas erraron otras dos, en el séptimo las españolas lograron un break que contrarrestarían en el octavo las chinas. Zheng y Yan tuvieron bola de set en el décimo, pero las nuestras supieron aguantar. Máxima tensión y el set que se iría al tie-break. En la muerte súbita, las chinas tomaron ventaja en el marcador (4-1 y 5-3), pero las españolas dieron la vuelta a la tortilla y cerraron el partido con un mini-parcial de 7-5 en la muerte súbita. Partidazo… y a por el oro.

Ambiente cargado en la grada
La pareja Yan/Zheng era la gran apuesta del país para poder lograr un oro chino en el tenis. Tras la eliminación de Na Li en el apartado individual, que como ellas luchará por el bronce, la dupla local aunaba todas las esperanzas. Quizá por ello, la pista 1, anexa a la pista central, se llenó para ver el partido de semifinales. Gradas repletas en las que la colonia española, minoritaria pero ruidosa, se dejó notar durante todo el choque.

El partido también fue seguido por la reina doña Sofia, la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín, el todavía presidente de la RFET, Pedro Muñoz, los seleccionadores Nico Margets y Emilio Sánchez Vicario y Nicolás Almagro y Rafa Nadal como representación del equipo masculino.

Las hermanas Williams, rivales en la final
Serena y Venus Williams, segundas cabezas de serie del torneo, lograron su pase a la final en la disciplina de dobles al doblegar a la pareja ucraniana formada por las hermanas Bondarenko, Alona y Kateryna, por un marcador global de 4-6, 6-4 y 6-1 tras una hora y cincuenta y cuatro minutos de juego. Las Williams, que ya ganaron el oro en Sydney ’00, disputarán la final con la vitola de favoritas.

No hay comentarios: